Está usted en Indice > Maletin > Artículos > XHTML: 13 leyes de oro para dar el gran paso
Construcción
Maletín
Utilidades
Cursos
Promoción
Rentabilidad
Zona Novatos
Foros
Acceso a tu cuenta

XHTML: 13 leyes de oro para dar el gran paso

Amigos, aquellos que están decididos pero no saben cómo entrar en el mundo XHTML, este post quizás les aclare algunas cosas. El gran paso al mundo XHTML es simple: las reglas.

En todo lenguaje encontraréis reglas básicas. XHTML no es un lenguaje distinto a HTML, para nada, sólo tiene unas reglas básicas que lo hacen especial. Esas reglas te permiten hacer páginas válidas. Que una página sea válida no asegura que sea buena o que solucione todos los problemas. Para ello, sólo mejor es estudiar el propósito de cada etiqueta. Esto nos permite discernir que etiquetas debemos utilizar. Esto (las reglas y los propósitos) nos permitirán no sólo crear estupendos ejemplos de código (simple, semántico y accesible) sino también páginas que validan, son fáciles de mantener y re-utilizar.

Volviendo al primer escalón de nuestro gran paso… las reglas, ¿Dónde están las reglas? En cualquier lenguaje (Ej. PHP) pueden averiguar comprando un manual, o bien, yendo a la página oficial. Para XHTML basta con acercarse a la web de W3C y buscar dicha especificación.

W3C te ofrece muchas especificaciones de XHTML. Tanto de las versiones 1.0 como 1.1, 2, básicas, por módulos, etc. No hay motivos para asustarse al ver tantas opciones. Les explicaré la razón de ello. XHTML no es un invento nuevo del HTML. Es una mejora, una revisión de lo que se hizo en el pasado. Los científicos y desarrolladores que colaboran en estos proyectos van mirando las necesidades y las nuevas posibilidades de estos lenguajes, creando así nuevas versiones con reglas cambiadas. Como HTML no satisfacía dichas condiciones, se creó XHTML, que es HTML pero con reglas principales de XML. XML es un lenguaje tan abierto y mutante que necesita reglas. Esas reglas básicas se aplicaron a HTML dando por creado XHTML. XHTML no deja de ser un HTML con unas reglas más estrictas que permiten una cierta uniformidad a la hora de hacer cosas. Esta uniformidad asegura a cualquier fabricante un margen o unos límites para sus herramientas (Ej. Un navegador). Imagínense que HTML siga siendo un lenguaje anárquico, que existan miles de etiquetas provenientes de muchos lados en donde existen reglas. En estas condiciones, no habría uniformidad, no existirían patrones de los cuales los fabricantes se puedan coger para hacer una herramienta que muestre, analice y aproveche el HTML, sino que sería el caos (muy lejos de eso no estamos todavía).

Entonces, primero las reglas. XHTML tiene unas reglas muy básicas. Citaré paso a paso las reglas del XHTML:

<h3>Regla 1: Todos los documentos XHTML necesitan especificarse con un DTD</h3>

No es válido, bajo ninguna circunstancia un documento sin un DTD. Un DTD es un Document Type Declaration. Es otro documento que especifica la naturaleza del nuestro. Por eso, todos los documento tienen que llevar por cojones esta instrucción. Esa instrucción, sirve para diferenciar el tipo de XHTML, o sea, si el documento es estricto tendrá un DTD estricto, si el documento es transitorio (que está pasando una transición a un lenguaje estricto) llevará un DTD Transitional y si el documento tiene frames o es modular llevará el que le corresponda.

<h4>Metáfora aplicable:</h4><p>De la misma forma que un agente de la policía <strong>necesita una tarjeta</strong> que lo acredite como tal, un documento de XHTML <strong>necesita un DTD</strong> para presentarse ante el navegador y responder como tal.</p></blockquote>

Sin DTD, la página no valida. El navegador no sabe que tipo de documento mostrará al usuario, por lo que estará a la expectativa poniendo todo su motor y esfuerzo para mostrar el documento bien… eso lo podemos traducir en: más trabajo para el navegador.

<h3>Regla 2: El elemento raíz de cada documento deberá ser la etiqueta <code>&lt;html&gt;</code>.</h3>

Si no se encuentra esta etiqueta no hay documento de XHTML. Además esta etiqueta tiene que especificar una cosa importante: el namespace. El namespace es una dirección donde se justifican los tags que utilizaremos. Sin esto, es como si un agente de policía te mostrara su identificación y tú no veas de qué central de policía es, cómo se llama o a quién reclamarle algo.



Usuarios que han visto este tema también han visto...

- 10 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo
- Compra física versus compra virtual.
- Las máximas de un Freelance
- Usabilidad como ventaja competitiva
- Cómo registrar una página en buscadores


Versión imprimible - Versión imprimible de este documento
Enviar e-mail - Enviar por e-mail este documento
Publicidad






Publicidad








Información legal | Política de Privacidad | Contacte con nosotros

Otro proyecto de Factoría de Internet. Copyright© 2003-2011 Factoría de Internet S.L.. Todos los derechos reservados.


Página generada el 20-01-2017 a las 06:45:06